(Óptica) Av. de Madrid, 151, Zaragoza Tel: 976 33 36 63      (Centro Auditivo) Av. de Madrid, 161-163, Zaragoza Tel: 976 34 36 85
jena_octubre

¿Por qué son necesarias las gafas de sol en otoño e invierno?

By imasc64

Categoría:

Los aficionados a los deportes de invierno saben que unas buenas gafas de sol son el acompañante imprescindible de tus ojos, pero resulta conveniente conocer los motivos. Muchas personas sólo las utilizan durante los meses de verano, cuando el sol ilumina con intensidad. Terminado el periodo estival, las guardan en el armario en cuanto llega el frío. Sin embargo la radiación ultravioleta, el principal peligro del sol para nuestros ojos, está ahí todos los días del año.

Los efectos que los rayos ultravioleta pueden tener sobre nuestros ojos son múltiples: enfermedades oculares como pterigión, entre otras , que pueden sufrir aquellas personas que practican deportes de invierno sin protección. Pero la radiación no sólo afecta a los globos oculares, también a la piel que rodea el ojo. Así, en el caso de que no utilizemos gafas de sol con frecuencia, corremos el riesgo de padecer cáncer de piel o simplemente de ver cómo nuestros párpados y el contorno del ojo se llenan de arrugas.

Pero la protección contra la radiación ultravioleta no es el único motivo para llevar gafas de sol también en invierno. En estos meses, el sol realiza un recorrido más corto y por lo tanto está más bajo en el cielo, lo que provoca más reflejos que en verano y mucho más molestos. Los reflejos y los brillos son especialmente peligrosos al volante, por lo que, si vas a conducir, las gafas de sol mientras vas a conducir son vitales.

Por otra parte, con el hielo y la nieve la dificultad es mayor, ya que ambos reflejan los rayos ultravioleta. El agua  también sirve de pantalla. Las mejores gafas de sol en estas condiciones son aquellas que tengan cristales espejados y sean envolventes. En la nieve, además, hay partículas en suspensión como cristales de hielo que se pueden proyectar sobre la córnea.

Otro de los principales problemas oculares en los meses de otoño e  invierno es la sequedad del ojo. En estos meses, la humedad relativa en el aire es menor, el ambiente es más frío y las calefacciones están en marcha. Todo esto contribuye a que se nos irriten los ojos con más frecuencia. El uso de gafas de sol puede ayudarnos a evitar esta situación.

Compartir esta noticia

About The imasc64

btt